El Club

¿Quién no ha oído hablar del Valle del Jerte? Los magníficos paisajes que nos rodean, o el singular clima del que disfrutamos. Pero sobre todo ¿quién no ha probado sus exquisitas cerezas? De inigualable sabor y belleza, son las reinas indiscutibles de nuestra tierra.

En este privilegiado entorno la naturaleza nos brinda espectaculares, como la que se produce en torno a marzo, cuando a la vez que van desapareciendo las nieves de nuestras cumbres más altas, se empiezan a vestir de blanco las laderas del río Jerte. Las flores de los cerezos convierten el valle en un espectáculo para todos los sentidos. Desde tiempos de la dominación árabe, el Valle ha sido famoso por sus cerezas. Actualmente el cultivo y la recolección siguen siendo tareas artesanales y de caracter familiar. Casi un arte pasado de padres a hijos. Un arte en peligro, ya que actualmente pocos se dedica exclusivamente al cultivo del cerezo como medio de vida.

Mi Cerezo te da la oportunidad de ser parte del Valle y su futuro apadrinando un cerezo. Apadrinar supone contribuir a la continuación del cultivo de las cerezas en el Valle del Jerte, tal como nuestra familia lleva haciendo generaciones, de la manera tradicional. Y como la madre tierra es generosa, hasta 3 veces en la temporada podrás disfrutar de los frutos del cerezo. Durante la temporada recibirás en el domicilio que nos indiques tres envíos de cerezas, uno cada mes de recolección, totalmente frescas y en plenitud de su calidad.

Pero no sólo eso. Te ofrecemos el poder disfrutar de “tu cerezo” en la finca El Castañar y del Valle. Podrás visitar tu árbol en compañía de familia o amigos, ver de primera mano los cuidados que le estamos propiciando y aprender todo ese proceso del cultivo de la cereza. Por supuesto, te daremos la bienvenida si decides unirte a la recolección y tomar parte de los trabajos de recogida y selección.

También recibirás cumplida información de los cuidados que está recibiendo, así como de los estados naturales en los que se encuentra para que puedas elegir cuándo visitarlo (cerezo en flor, con cerezas, con la hoja ocre en otoño o sin hoja en invierno). Además organizamos actividades, como catas de cerezas de múltiples variedades.

¡Ya sea para tí o para otros, no te va a ser fácil encontar un regalo más original y agradecido!

Deseo que formes parte del Club Mi Cerezo y que disfrutes de sus ventajas.

Ladislao Díaz Guillén Agricultor y fundador de Mi Cerezo